El Ministerio de Consumo  ha tenido conocimiento que algunos establecimientos y locales con apertura al público incluyen en sus facturas, o valoran incluir, un recargo sobre el precio de los bienes o servicios, trasladando esos costes adicionales a la clientela.

 

El Ministerio considera que incluir  dichos gastos de forma desglosada en una factura podría ser considerada una cláusula abusiva. Ver nota de prensa.

 

Nota de Prensa