Desde UCARAGÓN estamos siguiendo con preocupación las noticias que nos llegan sobre el avance del brote de listeriosis detectado en la Comunidad Autónoma de Andalucía. No inquieta todavía más el hecho de que hayan aparecido varios casos fuera de esa comunidad, incluidos los tres que se localizaron ayer en Huesca.

Lamentablemente este hecho ha sucedido en pleno periodo vacacional, momento en el que los desplazamientos de población son más numerosos. Esto unido a que en la mayor parte de los casos la enfermedad tarda entre 1 y 4 semanas en manifestarse (en casos excepcionales puede tardar hasta algo más de dos meses, pero es algo muy poco probable), nos hace pensar que todavía pueden aparecer casos de personas contaminadas con esta bacteria en distintos puntos de la geografía española, incluida, por supuesto, nuestra comunidad.

Si bien es cierto que la mayoría de la población en riesgo de infectarse pasaría esta enfermedad sin tan apenas notar sus síntomas, o, como mucho, con un leve malestar gástrico, en UCARAGÓN no podemos dejar de pensar en los grupos de riesgo, ya que, desgraciadamente, a fecha de hoy este brote ya ha causado una víctima mortal.

UCARAGÓN pidió una entrevista con la Sra. Consejera de Sanidad para que nos informara sobre las medidas y precauciones a tomar en estas situaciones, y así poder dar cuenta a los consumidores aragoneses. Dado que estamos todavía en periodo vacacional, nos hemos podido reunir, en el día de hoy, con los Jefes de Servicio de Seguridad Alimentaria y Vigilancia en Salud Pública del Gobierno de Aragón, que nos han facilitado todas las explicaciones además de información precisa al respecto que creemos conveniente trasladar a la población:

Sin restar importancia a la situación que se está produciendo en Andalucía, en Aragón no se espera que haya una afectación importante producida por este problema de salud. Y esto es debido, por un lado, a que el producto no se ha distribuido en Aragón, y, el que estaba en circulación en otras comunidades autónomas, ha sido retirado del mercado y, por otro, a que tenemos un sistema sanitario totalmente preparado para atender eficientemente a cualquier persona afectada por esta enfermedad.

Además, apuntamos algunas otras consideraciones interesantes al respecto:

– La listeriosis es una enfermedad que se adquiere por la ingesta directa de un producto contaminado y nunca por contacto con personas que tengan la enfermedad.

– Aunque en la mayoría de las personas sanas los cuadros son de tipo leve (trastornos digestivos y fiebre), la listeria puede ser muy grave e incluso mortal en personas mayores de 65 años y con el sistema inmunológico debilitado, las embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas (diabetes, cancer…). – En la mayoría de los casos, la sintomatología puede tardar entre 1 y 4 semanas en aparecer (fiebre, dolor muscular, debilidad, vómitos y diarrea, pérdida de equilibrio…).

– El tratamiento habitual se lleva a cabo con antibióticos por vía oral.

Es por esto, que desde UCARAGÓN, sin ánimo de generar alarma, sí queremos recomendar a los consumidores aragoneses que hayan viajado a alguna de las comunidades afectadas por este brote, en los últimos dos meses, y tengan dudas acerca de los alimentos que hayan podido consumir, ante la aparición de alguno de los síntomas descritos, que acudan a su médico, lo antes posible.

En el caso de las mujeres embarazadas, la recomendación es que vayan a visitar a su médico en todo caso.

Y recuerden que, en caso de resultar afectados por este brote o por cualquier otro tipo de intoxicación alimentaria, no duden en ponerse en contacto con una Asociación de Consumidores para informarse sobre las acciones que pueden ejercer para la defensa de sus derechos.