• Si vas a vender tu vivienda, consulta en varias agencias inmobiliarias. Visita sus páginas web y redes sociales y lee los comentarios que han hecho anteriores vendedores en Google sobre la misma

  • Hay una serie de documentos que la agencia inmobiliaria deberá solicitarte, y otros que podrá tramitar, como el certificado de eficiencia energética

A la hora de vender una vivienda, muchas personas deciden acudir a una agencia inmobiliaria para que realice dicha gestión.

Si no conoces a ninguna agencia inmobiliaria, pide consejo a familiares y amigos, por si te pueden recomendar alguna oficina.

Consulta los comentarios y reseñas de Google de otros usuarios de la agencia, así como sus perfiles en redes sociales.

Visita también su página web para ver si están centrados en una determinada zona o barrio de la ciudad. Descubre si pertenecen a alguna red de inmobiliarias que comparten contactos y herramientas para conseguir más compradores.

No te quedes con la primera oficina para vender tu piso. Consulta en varias agencias inmobiliarias sobre sus condiciones, gestiones a realizar, así como en sus honorarios profesionales, o si realizan valoración gratuita del inmueble  antes de tomar una decisión.

Consejos a la hora de vender una vivienda a través de una agencia inmobiliaria

  • Una vez que recibas el informe de valoración de la vivienda pide aclaraciones sobre el precio que han fijado si tienes dudas. Ten en cuenta que en el precio no solo se tiene en cuenta la ubicación de la vivienda. El estado, la orientación, si es exterior o interior, si tiene calefacción y ascensor, si dispone de garaje y trastero, así como los servicios de la zona, también se valoran.
  • Revisión del título de propiedad: la agencia inmobiliaria debe solicitar que le facilites una copia del título de propiedad, para comprobar que está todo en orden: si está inscrita en el Registro de la Propiedad, si existe alguna carga o gravamen…
  • También deben solicitarte que facilites el último recibo del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) así como el último recibo de la comunidad de propietarios, para conocer el importe de estos gastos. Esta información es importante para el posible comprador.
  • Especifica si el piso se vende con o sin muebles: es importante que se especifique este aspecto de cara al posible comprador y evitar confusiones y malos entendidos.
  • También es importante especificar si los suministros están dados de alta o de baja.
  • En caso de que la vivienda no disponga del certificado de eficiencia energética, la agencia inmobiliaria se suele encargar de su tramitación.
  • Respecto al servicio posventa de la agencia inmobiliaria, deben especificar si se van a encargar del cambio de titularidad de los suministros, cambio en la comunidad de propietarios, gestión de liquidación del impuesto de plusvalía…
  • La agencia debe informarte sobre cuál es su plan estratégico para la venta, como la realización de reportaje fotográfico, video, anuncios en portales de internet, web propia, redes sociales. Algunas agencias inmobiliarias utilizan la técnica del «home staging”, que consiste en revisar y mejorar el aspecto de la vivienda para llegar mejor a los potenciales compradores.
  • La inmobiliaria debe informarte si trabaja con exclusiva y cuál es el plazo de esa exclusiva, así como la posible indemnización si vendes por tu cuenta el piso, o si das por finalizado el encargo y lo vendes a un comprador que ha visitado el piso a través de la agencia.
  • Infórmate si el titular de la agencia pertenece al Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón.

Además, la agencia debe emitir una hoja de encargo profesional, por lo que se deben exigir que se detallen estos aspectos:

  • El precio de tasación fijado (aunque hay que tener en cuenta que puede ser motivo de rebaja)
  • El plazo fijado para la venta, y si la misma se realiza en exclusiva con la agencia, la posible indemnización por saltarse la exclusiva o retirar el encargo de venta antes del plazo fijado. También debe fijarse el plazo de preaviso si no se desea renovar el plazo del encargo al no haberse vendido el inmueble.
  • El importe fijado en concepto de honorarios profesionales por la venta de la vivienda: los honorarios son libres y suelen fijarse como un porcentaje del precio de venta. A veces se pacta un importe mínimo o un importe determinado. No olvides el 21% del IVA. Los honorarios suelen oscilar entre el 2% y el 6% del precio de venta.
  • Momento en el que la agencia va a recibir los honorarios profesionales: exige que los honorarios sean percibidos en el momento de la formalización de la escritura pública de venta. Algunas agencias fijan que recibirán los honorarios en el momento en el que el comprador entrega una señal. Hay que tener en cuenta que, si el comprador finalmente no puede comprar la vivienda o no obtiene financiación, la venta no se realiza y la agencia ha percibido los honorarios sin culminar el encargo de vender la vivienda.
  • En caso de firmarse un contrato de arras previo a la firma de la escritura de venta, especificar que el importe recibido por la agencia al firmarse el contrato de arras se entregará al vendedor. Algunas agencias tienen por costumbre especificar que el importe de las arras se queda en poder de la agencia a cuenta de los honorarios.