El pasado día 23 de noviembre, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) y la Unión de Consumidores de Aragón (UCARAGON) iniciaron una campaña destinada a fomentar las compras navideñas en los comercios de proximidad aragoneses.

El principal instrumento de dicha campaña ha sido una encuesta dirigida a los consumidores y vecinos para averiguar sus intenciones de gasto para estas Navidades y su adhesión al comercio cercano a su domicilio.

Posteriormente, se adhirieron a la campaña la Asociación de vecinos Centro Histórico de Teruel, la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de la provincia de Huesca (FECOS) y la Federación de Asociaciones de Consumidores de la provincia de Huesca (FEACCU).

Esta es la tercera campaña conjunta que la FABZ y UCARAGON llevan a cabo desde el inicio de la pandemia. Las dos anteriores estuvieron referidas al consumo en el periodo de desescalada y a la planificación de vacaciones durante el verano.

El día 9 de diciembres, tras el Black Friday y el puente de la Constitución, se ha cerrado la encuesta de compras navideñas en el comercio cercano con los siguientes resultados:

Respuestas totales: 709

En el periodo de realización de la encuesta la mayoría de los encuestados no han decidido todavía los regalos navideños.

Se aprecia un cambio de hábitos de consumo navideño. Lógicamente debido a la situación de la pandemia. A diferencia de años anteriores, la alimentación y bebidas, ropa y complementos, libros y música y juguetes suponen los grandes capítulos de gasto. Sorprende la escasa importancia de la informática o la telefonía frente a lo que era habitual otros años. Puede que esto se deba a que los gastos en ese capítulo se han realizado a lo largo de los distintos periodos de confinamiento. Por otra parte, el gasto en alimentación acumula el que otros años se hacía en celebraciones fuera de casa.

Hay una clara indicación de que se prevé un gasto menor o igual al año pasado. Esta respuesta es coherente con las informaciones que se han publicado sobre el descenso del gasto general durante la pandemia y en concreto la reducción de un 20% de los pagos con tarjeta de crédito.

Entre 100 y 500 euros es el importe previsto por los aragoneses de forma mayoritaria para estas fiestas. Un 16,8% solo podrá gastar menos de 100 euros para estas fiestas.

Los consumidores aragoneses valoran el precio y la cercanía como principales factores a la hora de comprar. Y casi la mitad considera que el comercio cercano les ofrece todo cuando buscan. Es necesario indicar que parece que las campañas realizadas durante la pandemia para fomentar el consumo en el comercio cercano, están dando resultados.

 

El comercio cercano es bien conocido por los consumidores, pero desean una mayor información. Esta respuesta nos indica la necesidad de que la oferta comercial cercana debe hacer un esfuerzo de información sobre los productos y servicios que ofrece y establecer un dialogo con los consumidores de su zona para responder a esta demanda.

En los regalos navideños tan importante es el que regala, como la persona a la que está destinada el regalo. En esta pregunta el consumidor se coloca en la posición de persona que pide un regalo. Vemos que la utilidad aparece como la característica más apreciada con mucha diferencia respecto del resto. Pero la siguiente opción más votada es que el comercio cercano ofrece todas las posibilidades sin tener que acudir necesariamente a otros canales de venta.

Los consumidores aragoneses se decantan por el comercio cercano en una amplia mayoría.

 

Conclusiones finales:

El comercio cercano goza de la confianza y de la estima de los consumidores aragoneses; aunque desean una mayor información sobre los servicios que estos prestan.

La pandemia ha supuesto un cambio en el tipo de consumo navideño que, por una parte, se reducirá y, por otra, da más relevancia al gasto en alimentación y ropa. Hay un significativo descenso de la informática y la telefonía y un reseñable aumento de los libros y la música.

La Utilidad es la característica más apreciada a la hora de pensar en los regalos que se pedirán por Navidad.

 

Llamamiento:

Las organizaciones implicadas en esta campaña hacen un llamamiento a los vecinos y consumidores aragoneses para que profundicen en la relación con sus comercios cercanos. Las calles de nuestros pueblos y barrios no pueden perder la vida que las luces y los escaparates de las tiendas nos dan todos los días. Son también nuestros vecinos y nuestro consumo es lo que les permite abrir sus puertas.

No queremos decir con esto que renunciemos a nuestros derechos y que esa relación no sea una relación exigente, sino que, a la hora de pensar en nuestras compras, en pedir nuestros regalos, en repartir nuestro presupuesto, tengamos en cuenta lo que tenemos y lo que podemos llegar a perder si nuestros vecinos comerciantes tienen que cerrar.

¡Llenemos de vida nuestras calles comprando cerca!