• Los servicios de carácter básico, como los de suministro de agua o electricidad, deben disponer de un teléfono de atención gratuito

  • Si detectas alguna empresa de este tipo sin teléfono gratuito, súmate a nuestra campaña «Vigila con nosotros»: dirígete a UCARAGÓN para que podamos denunciarlo

Los servicios de carácter básico deben tener un teléfono gratuito de atención al cliente. Las empresas gestoras de servicios, que van desde el agua hasta el gas y la electricidad, están obligadas a esta gratuidad.

Esta gratuidad está marcada por el Real Decreto-ley 37/2020, de 22 de diciembre, de medidas urgentes para hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad social y económica en el ámbito de la vivienda y en materia de transportes. Esta normativa estableció que los servicios de carácter básico de interés general deben disponer de un teléfono gratuito (900) de atención al consumidor y usuario.

Los servicios de carácter básico de interés general son los de suministro de agua, gas, electricidad, financieros y de seguros, postales, transporte aéreo, ferroviario y por carretera, protección de la salud, saneamiento y residuos, así como “aquellos que legalmente se determinen”, entre los que se encuentran los servicios de telefonía. Es decir que, en ningún caso pueden ser de tarificación especial (902).

Si detectas alguna empresa que lo incumple, puedes denunciar

En el resto de servicios, los no afectados por la obligatoriedad de gratuidad del teléfono de atención al cliente, el servicio telefónico de atención al cliente no podrá suponer para el consumidor y usuario un coste excepcional. La normativa establece que no puede suponer “un coste superior al de una llamada a una línea telefónica fija geográfica o móvil estándar”.

Si las empresas optan por un número de tarificación especial (902) deberán ofrecer en igualdad de condiciones un número geográfico o móvil alternativo. En estos casos la tarificación especial está permitida

Si detectas que alguna empresa que presta servicios básicos no ofrece un teléfono gratuito de atención al consumidor, puedes interponer una denuncia. Esta reclamación deberá ser ante la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón. También puedes dirigirte a la Unión de Consumidores de Aragón que desarrolla la campaña “Vigila con nosotros” para que podamos denunciarlo.