• Son peñas de apuestas que ofrecen participar en sorteos a cambio de una cuota mensual que se devuelve si no ganas ningún premio

  • La oferta tiene trampa: los ingresos recibidos por premios son más bajos que la cuota pagada. Pero si hay un premio, no se devuelve la cuota, aunque el importe del premio sea menor que ella

Desde hace unos años y sobre todo en la época veraniega, es habitual recibir llamadas telefónicas para participar en peñas de apuestas. Se trata de empresas dedicadas a la intermediación de apuestas de lotería que, utilizando técnicas agresivas y persuasivas, te ofrecen la posibilidad de formar parte de una peña de apuestas a cambio de pagar una determinada cuota mensual.

El ofrecimiento es pagar una cuota mensual para participar en determinados sorteos de loterías, con la promesa de recuperar ese dinero pagado mensualmente si no se consigue ningún premio en ese periodo de tiempo.

La oferta maravillosa de ganar premios tiene trampa, ya que todos los meses recibes un ingreso como ganancia del sorteo, pero dicho importe es de una cuantía pequeña (2 o 3 euros). Al recibir ese premio de escasa cuantía, se impide poder solicitar la devolución de la cuota mensual.

El gancho utilizado por los comerciales es que vas a recuperar el importe abonado e incluso vas a ganar más dinero en premios.

Recomendaciones si recibes una llamada ofreciendo estos premios

  • La persona consumidora debe ser consciente de que, con su aceptación y facilitando sus datos personales y bancarios, está formalizando un contrato.
  • Mientras no se solicite la baja del contrato de manera fehaciente, la empresa te seguirá cobrando las cuotas mensuales. Te las puede reclamar si no las abonas.
  • No facilites ningún dato personal, ni DNI, ni tarjeta de crédito, ni datos de tu cuenta bancaria para que puedan efectuarte los cargos de las cuotas.
  • Si has facilitado tus datos y te das cuenta de que no quieres realizar esa contratación, recuerda que en las contrataciones a distancia y fuera de establecimiento mercantil (a través de internet, por teléfono, correo postal o fax), la persona consumidora dispone de 14 días naturales para ejercer el derecho de desistimiento frente a la empresa (desde la recepción del bien o desde la celebración del contrato si se trata de prestación de servicios), sin necesidad de justificar el motivo, sin penalización y sin gasto alguno.
  • Si te han realizado el cargo a través de tu tarjeta o cuenta bancaria que les has facilitado, ponte en contacto con tu entidad bancaria para comunicar la situación. Te explicarán cómo tramitar la devolución.
  • Las prisas son malas consejeras ante este tipo de llamadas.
  • Atrévete a decir “no me interesa”.

Cómo identificar el juego ilegal