Si Vd. resulta agraciado con algún premio del sorteo extraordinario de navidad del día 22 de diciembre o con la lotería del Niño, UCARAGÓN facilita una serie de recomendaciones e informa de la tributación de los premios:

El plazo para cobrar el premio caduca a los tres meses, por lo que no se podrá cobrar posteriormente.

Si el premio por décimo es inferior a 2.500 euros se puede cobrar desde las 18:00 h del día 22 de diciembre en cualquier administración de loterías.

Si el premio por décimo es igual o superior a 2.500 euros, es obligatorio cobrarlo a través de entidad bancaria. Deberá acudir a entidades financieras concertadas y autorizadas por la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Abanca Corporación Bancaria, Banco de Sabadell, Bankia, BBVA, Caixa Bank, Cajamar, Caja Sur BBK, Ibercaja Banco, Kutxabank y Unicaja Banco). Para el pago de estos premios, las entidades colaboradoras no le cobrarán ningún tipo de comisión, ni podrán exigirle ninguna contraprestación.

Si el premio es por una participación, hay que acudir al emisor de la participación para pedir el importe premiado, ya que Loterías y Apuestas del Estado nunca vende participaciones, solamente billetes o décimos.

Guarde el décimo o participación en lugar seguro, y ha de evitar que se rompa o deteriore. Si su décimo premiado está roto o deteriorado deberá presentarlo en una administración de loterías desde donde será remitido a Loterías y Apuestas del Estado para su reconocimiento. En los casos de los décimos más deteriorados pueden ser reconstruidos en el laboratorio de la Fábrica de Moneda donde les envían la mayor parte de los boletos que «han pasado por la lavadora».

En caso de robo o pérdida, es necesario poner una denuncia ante la Policía o la Guardia Civil siempre antes de que se celebre el sorteo e incluyendo los datos del décimo, es decir, número, serie, fracción y sorteo al que se juega.

UCARAGÓN les informa que en los premios de la lotería de navidad de 2019 el mínimo exento de tributación es de 20.000 euros. Este mínimo se eleva desde el 1 de enero de 2020 hasta situarse en los 40.000 euros. El gravamen sigue siendo el mismo, un 20%.

La tributación en los premios de lotería no sólo afecta al sorteo extraordinario de Navidad, sino también al del Niño y a todos aquellos premios organizados por Loterías y Apuestas del Estado. Es decir, la lotería nacional, la primitiva, la bonoloto, el gordo de la primitiva, el euromillones, la quiniela, Lototurf, Quíntuple Plus y Quinigol. También, a los premios de la Cruz Roja y la ONCE.

Por tanto, están exentos del gravamen los premios cuyo importe sea igual o inferior a 20.000 euros en 2019, e igual o inferior a 40.000 euros en 2020.

Los premios superiores tributan respecto de la parte que exceda de 20.000 euros (en 2019) o de 40.000 euros (en 2020), es decir, que la base imponible del gravamen estará formada por el importe del premio que exceda de la cuantía exenta.

A efectos fiscales, las participaciones de lotería no existen, por lo que es objeto de gravamen el décimo completo.

El depositario del décimo será a quien se aplique la retención del 20 %.

Posteriormente, ha de repartir el premio neto entre los titulares de las participaciones.

Si el décimo es compartido entre varias personas, hay que identificar a cada uno de ellos con el DNI y la parte proporcional que juega, la cuantía exenta se prorrateará entre los cotitulares en función de la cuota que les corresponda.

Si el décimo es compartido y lo cobra sólo una persona, y luego reparte el dinero entre los otros agraciados, se considera una donación, por lo que tributaría por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Por ello, es necesario acreditar ante la entidad bancaria, el nombre, apellidos y DNI de todos los cotitulares del décimo premiado.

El modelo 136 de la Agencia Tributaria  es  el que hay que cumplimentar para declarar por este gravamen especial sobre los premios de loterías.

El importe del premio no será necesario volver a incluirlo en la declaración de la renta, ni la retención, aunque sí los rendimientos que la cuantía económica o las inversiones realizadas con él generen.

Si ha resultado afortunado con un premio importante de la lotería, no se precipite a realizar compras, cancelar hipotecas, realizar inversiones.

No comunique a cualquiera que ha sido afortunado con un premio importante, controle sus emociones.

No se precipite a dejar su puesto de trabajo.

Piense en sus necesidades reales, y valore las diferentes opciones de inversión.