Ante el anuncio de la reducción de los servicios de atención de urgencias en los centros de salud, desde la Unión de Consumidores de Aragón nos sumamos a la preocupación manifestada por la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza-FABZ.

En la Unión de Consumidores de Aragón suscribimos los mismos puntos que expone la FABZ y que podéis consultar en este enlace a su web.

Nos tememos que esto puede ser el comienzo de un recorte en la atención a los pacientes y un principio en el desmontaje y privatización de la Sanidad Pública, con el consiguiente ataque al derecho a la Salud Pública de los ciudadanos de Aragón.