Desde la infancia todos hemos aprendido que no hay que abrir la puerta a personas desconocidas y mucho menos permitirles el acceso a la vivienda. Esta premisa aún es de mayor importancia cuando se trata de personas mayores por su especial vulnerabilidad, pero no es suficiente para estar a salvo de situaciones de riesgo, ya que, si recibimos una llamada de teléfono ofreciéndonos algun servicio o incluso una carta que dice que hemos recibido un premio, podemos estar siendo víctimas de una estafa, engaño o fraude aún sin abrir la puerta.

El próximo miércoles 24 de abril, en el Centro Cívico Isaac Valero, a las 18:30 horas impartiremos una charla para prevenir engaños y fraudes en las ventas, veremos una amplia casuística entre la que descatan telefonía, gas y electricidad, productos milagro, viajes y excursiones, falsos premios o sorteos, venta de libros y objetos para el hogar, seguros, bancos y tarjetas de crédito.

No se trata de alarmar innecesariamente, simplemente queremos transmitir la información adecuada para conocer de antemano los posibles fraudes y acciones que se pueden llevar a cabo en distintos sectores de actividad y que pueden afectar a nuestra seguridad económica, al asumir un servicio o adquirir un producto que, en muchas ocasiones está fuera de nuestras posibilidades o no cubre ninguna necesidad real.

¡OS ESPERAMOS!

SOMOS CONSUMIDORES ¡UNÁMONOS!