Cómo configurar una cuenta de usuario.

Muchas tiendas online exigen disponer de una cuenta de usuario para configurar ciertos parámetros, como nombre y apellidos, dirección de envío del pedido, domicilio para emitir la factura, datos de la tarjeta de crédito, etc.

El método de protección del acceso a esta información es la contraseña.

Por ello, la contraseña que utilicemos ha de ser segura y debemos evitar que terceros puedan adivinarla probando ciertas combinaciones de letras y números.

Nunca debemos utilizar contraseñas relacionadas con la persona: nombres propios, fechas de nacimiento o de otros eventos, lugares significativos, nombres de mascotas…

A veces, algún virus en el equipo o alguna app maliciosa puede acceder a nuestras contraseñas. Como protección, algunas tiendas online ofrecen la opción de activar la doble verificación.

¿Qué es la doble verificación?

Se solicita al usuario un PIN o clave adicional durante el proceso de login/registro o durante el proceso de compra. Este PIN o código sólo lo conoce el usuario, y se recibe a través de un canal al que sólo él tiene acceso (por ejemplo, a través del teléfono móvil).

Tras realizar una compra online, probablemente la cuenta de usuario memoriza datos (nombre, dirección de envío y facturación, histórico de compras…), pero también puede memorizar información sobre la tarjeta de crédito (tipo de tarjeta, número, fecha de caducidad…). Por ello, se recomienda no guardar esa información financiera e introducir los datos de nuevo en cada compra online que realicemos.

Y siempre, al finalizar, debe cerrarse la sesión al terminar la compra para evitar que nadie acceda a la información.