El consumidor y usuario dispone del plazo de 14 días naturales para ejercer el derecho de desistimiento en las compras y contrataciones por internet, debiendo notificarlo a la otra parte en dicho plazo, sin necesidad de tener que justificar su decisión, sin penalización y sin gasto alguno para el consumidor.

El plazo se computa desde la recepción del bien objeto del contrato o desde la celebración del mismo si el objeto es la prestación de un servicio.

El comercio online debe informar al consumidor por escrito y en el documento contractual de la posibilidad de ejercer el derecho de desistimiento y a quien debe enviarse el documento. Si la tienda online no informa de la existencia del derecho de desistimiento, el plazo se amplía a doce meses.

Tras el ejercicio del derecho de desistimiento, la tienda online está obligada a devolver el importe abonado por el consumidor, sin retención de gastos y sin demoras indebidas, antes de que transcurran 14 días naturales desde que fue informado de la decisión de desistir.

Tenga en cuenta que hay posibles excepciones al derecho de desistimiento, tales como artículos personalizados o a medida, soportes de datos de audio, video o software informático que se hayan desprecintado, reparaciones y trabajos urgentes que ya han sido realizados, billetes de avión y tren, entradas a conciertos para fechas concretas, etc…