Un socio de la Unión de Consumidores de Aragón se siente indignado con la información que figura en su Centro de Salud para poder cambiar la fecha de la segunda cita de la vacuna del COVID.

Tras serle inyectada la primera dosis de la vacuna, solicitó modificar la fecha de administración de la segunda dosis, por resultarle imposible acudir ese día. En el Centro de Salud le informaron que no podían hacer nada, y que siguiera las instrucciones que figuraban en un cartel, ya que en el primero de los teléfonos sería atendido por un equipo de voluntarios.

Según se especifica en el cartel, puede llamar al teléfono 900 101 194, que estará atendido por 21 trabajadores de los centros de convivencia del mayor.

Este teléfono no es atendido por voluntarios, sino que es el teléfono que habilitó el Ayuntamiento de Zaragoza en marzo de 2020 para centralizar la atención de los servicios sociales municipales y que es atendido por una empresa subcontratada.

Ante la imposibilidad de poder contactar a través del 900 101 294, porque la línea estaba saturada, se acercó hasta uno de los centros cívicos que figuran en el cartel.

Desde el centro cívico, la persona que le atiende no puede acceder a la web del Salud Informa por saturación de la misma, comunicándole que no sabía si el sistema le iba a permitir cambiar la segunda cita, aunque consiguiera acceder. Por tanto, imposible modificar la cita.

La segunda opción que dispone el usuario es llamar al teléfono de Salud Informa 902 555 321, con el consiguiente sobrecoste de su factura telefónica, ya que no es un teléfono gratuito sino de tarificación especial. El coste medio aproximado por minuto es de 0,72€, precio que puede variar en función del operador de telefonía.

El pasado 22 de abril, el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón anunció que iba a sustituir el teléfono 902 555 321, por tres líneas de tarifa habitual en cada una de las provincias aragonesas, pero a día de hoy no hay noticias de cuando van a entrar en funcionamiento dichas líneas.

Es indignante que desde el Centro de Salud no puedan modificar la citación de un usuario  para la segunda dosis de la vacuna,  como también lo es que desde el Gobierno de Aragón deriven a un teléfono (900 101 194) de atención al usuario de servicios sociales del Ayuntamiento, ya que no es un teléfono específico para vacunación del COVID, sino que se trata de un teléfono para citaciones de todo tipo en los servicios sociales municipales, por lo que la saturación de la línea está asegurada, impidiendo  con este colapso que se pueda prestar la atención tanto a los problemas de vacunación como a los usuarios de servicios sociales.

Desde la Unión de Consumidores de Aragón se apela al Gobierno de Aragón para que:

1.- Se implanten de manera inmediata los teléfonos con tarifa básica para ser atendidos en Salud Informa, sin que la llamada por parte de la ciudadanía suponga un sobrecoste en la factura telefónica.

2.- Se habiliten vías de atención al usuario de la sanidad que no se solapen con las líneas de acceso a los servicios sociales, ya de por si saturadas en estos momentos.

Los citados hechos se han puesto en conocimiento  de la Consejera de Sanidad , así como del Director General de Transformación Digital, Innovación y Derechos de los Usuarios del Gobierno de Aragón.