• El 15 de junio de 2018 se eliminaron los recargos adicionales por el uso de datos o por hacer o recibir llamadas en itinerancia o roaming dentro de la UE.

  • Cuidado con el roaming en viajes en barco o fuera de la Unión Europea: pueden notarse mucho en la factura de teléfono

El 15 de junio de 2017 se eliminaron los recargos adicionales por hacer o recibir llamadas en itinerancia o roaming dentro de países de la Unión Europea. Tampoco existen recargos para el uso de datos.

Sin embargo, conviene recordar que el uso del teléfono, voz y datos, en otros países fuera de la Unión Europea sí que puede suponer un incremento importante en nuestra factura de teléfono.

Si viajas en barco, puedes pasar a una red vía satélite

Ahora, acostumbrados al uso de datos y con la eliminación de estos recargos dentro de la UE, conviene extremar las precauciones en algunos casos:

  • Precauciones con el roaming en viajes en barco: si nos alejamos de la costa, podríamos desconectarnos de una red de telefonía terrestre y pasar a una red vía satélite, que suelen tener precios muy elevados.
  • Precauciones si viajamos fuera de la Unión Europea: la eliminación de recargos solo se aplica a países de la UE.
  • Precaución especial si viajamos a ANDORRA, SUIZA o REINO UNIDO: Conviene consultar las tarifas con nuestro operador. Recuerda que desde el 1 de febrero de 2020 Reino Unido no forma parte de la Unión Europea.

Consejos para zonas con recargos por roaming

De esta forma, si vamos a viajar a una zona en la que se aplican recargos por roaming es recomendable:

  • Consultar con nuestro operador las tarifas internacionales para voz y datos: es posible que podamos contratar algún bono más económico que la tarifa ordinaria.
  • Configurar el teléfono para limitar o impedir el uso de datos: conviene recordar que muchas aplicaciones del teléfono se conectan de manera automática.
  • Si necesitamos un uso elevado de datos se puede valorar adquirir una tarjeta prepago local.
  • Recordar que las llamadas de WhastApp, utilizan la conexión de datos.

En el caso de conectarnos a redes WIFI públicas, debemos extremar las precauciones de seguridad.

Por último, recordar que desde abril de 2018 podemos acceder a los contenidos digitales de pago que tengamos contratados en nuestro país de origen en el resto de países de la UE.