• Muchas personas mayores, por su renta, son beneficiarias del bono social

  • Recordamos que está prohibida la comercialización puerta a puerta: atrévase a decir «NO ME INTERESA»

Un buen número de personas mayores, debido a su renta, son potenciales beneficiarias del bono social de la luz. Solamente se puede acceder a él si el contrato de suministro está en el mercado regulado.

El bono social de electricidad es un descuento que se aplica en la factura de luz de la vivienda habitual de los consumidores que, por sus condiciones socioeconómicas, son considerados consumidores vulnerables.

Numerosas personas mayores, en función de su nivel de renta, son beneficiarias del bono social.

Solo para el mercado regulado

Únicamente puede ser beneficiario de este bono social si el contrato de suministro está contratado en el mercado regulado. Es decir, tarifa `precio voluntario para el pequeño consumidor´ o PVPC.

No se puede ser beneficiario del bono social de la luz si el contrato de suministro está en el mercado libre.

Nunca facilite sus datos por teléfono

Se recuerda a las personas mayores beneficiarias del bono social que, si reciben alguna llamada comercial para ofrecerles un contrato con mayores descuentos, no se fíen y, por tanto, no faciliten ningún dato personal, ni del contrato, ni datos bancarios al comercial que les llama, puesto que está intentando cambiar su contrato de luz al mercado libre. Si su contrato pasa al mercado libre, no puede disfrutar del bono social de la luz.

No pueden vender puerta a puerta: Atrévase a decir «NO ME INTERESA»

Se recuerda que las empresas comercializadoras de energía tienen prohibida la comercialización de puerta a puerta, ya que no pueden realizar publicidad no solicitada ni realizar prácticas de contratación en los domicilios de los clientes, salvo por petición expresa del consumidor y a iniciativa propia. Por ello, si recibe la llamada de un comercial de una empresa de energía para hacerle una oferta, o solicitar la autorización para visitarle en su domicilio, atrévase a decir “NO ME INTERESA”.