• La protección del empleo, la contención de los precios y el freno al deterioro en las condiciones de vida de la ciudadanía son el eje de la movilización que tendrá lugar mañana miércoles 23 de marzo de 2022 en la Plaza de España de Zaragoza a las 19.00 horas

  • Se trata de una convocatoria conjunta entre los sindicatos UGT y CC.OO, junto con la Unión de Consumidores de Aragón y la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ)

La protección del empleo, la contención de los precios y el freno al deterioro en las condiciones de vida de la ciudadanía son el eje de la movilización que tendrá lugar mañana miércoles 23 de marzo de 2022 en la Plaza de España de Zaragoza a las 19.00 horas. La movilización, que se celebrará a nivel nacional, está convocada por los sindicatos UGT y CC.OO, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) y la Unión de Consumidores de Aragón.

En esta convocatoria de carácter nacional los sindicatos convocantes «hemos querido ampliarla a las organizaciones vecinales y de consumidores porque estamos en una situación de crisis en la que nosotros, como trabajadores, como consumidores, y como vecinos sufrimos las consecuencias» , apuntó Daniel Alastuey, secretario general de UGT en Aragón, en la rueda de prensa celebrada esta mañana para la convocatoria de la movilización, y en la que estuvieron también presentes Manuel Pina, secretario general de CC.OO de Aragón, Manuel Arnal, presidente de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza y José Ángel Oliván, presidente de la Unión de Consumidores de Aragón.

En la rueda de prensa, Alastuey también alertó sobre la «tentación de dar soluciones sencillas a situaciones complejas» , ya que este «no es un problema que se vaya a resolver con propuestas demagógicas y simplistas», afirmó. De esta forma, el representante de UGT instó al Gobierno de España a impulsar un «escudo social para que las personas con menos recursos puedan sobrevivir» a esta situación, de la que considera que solamente se saldrá de forma «solidaria»  de manera que se «repartan los esfuerzos entre empresarios, trabajadores y el propio Estado» .

Asimismo, del representante de UGT previno sobre el «peligro para el empleo» que la crisis económica derivada de la guerra en Ucrania está generando, y pide al Gobierno de España que «actúe rápido y de forma adecuada«, ya que, a su juicio «no creemos que el Estado se tenga que desarmar con una bajada generalizada de impuestos«, como solución a la crisis. Finalmente, instó a la Unión Europea a desvincular el gas de la determinación de los precios de la electricidad.

Por su parte, Manuel Pina, secretario general de CC.OO en Aragón, afirmó que «esta movilización unitaria del tejido sindical y social es necesaria para que el Gobierno tome medidas rápidas» . Una situación de la que se saldrá «repartiendo los costes» y con la implantación de «medidas de protección para que la mayoría social no sufra las consecuencias», señaló.

Pina, que fue muy crítico con el incremento exponencial de los beneficios de las seis empresas energéticas que cotizan en el IBEX (acontecido en plena crisis económica derivada de la pandemia), señaló también que «no podemos pagar la electricidad a precio de gas en una situación de guerra cuando uno de los contendientes tiene el grifo del gas» , en referencia a Rusia.

Los barrios, cada vez más desiguales

En la rueda de prensa celebrada esta mañana el presidente de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza, Manuel Arnal, se mostró preocupado por el incremento de la diferencia de renta entre los barrios de Zaragoza. De esta forma, comentó que en barrios como Las Fuentes hay una renta media disponible después de impuestos de 11.000 €. «La situación por el alza continua de precios debida a la crisis de Ucrania está haciendo muchísimo daño a las economías más vulnerables» , señaló.

Arnal apuntó que el «empobrecimiento» que generó la pandemia entre los más vulnerables «está empeorando» , y seguirá así si «no se reducen los beneficios de los grandes oligopolios que se están lucrando con esta situación» , comentó.

Vaciar los pantanos para vender la energía producida a precio de gas

Por su parte, el presidente de UCARAGÓN, José Ángel Oliván, puso el foco en las compañías eléctricas, que «han aprovechado este momento para ganar mucho dinero y para cambiar el mercado. De forma muy sencilla han conseguido que miles de contratos hayan pasado del mercado regulado al mercado libre, y que haya miles de empresas comercializadoras pequeñas que estén cerrando porque las distribuidoras están apretando los tornillos negándoles la información, impidiéndoles facturar correctamente» .

Oliván, que afirmó que  «el mercado eléctrico tiene que ser reformado de arriba a abajo» , recordó cómo las eléctricas «vaciaron nuestros pantanos para producir energía eléctrica y acabar vendiéndola a precio de gas» .

El presidente de UCARAGÓN comentó asimismo que «el mercado eléctrico nos da también algunas lecciones. Una de ellas es que bajar los impuestos no sirve para nada. El Gobierno español hizo un esfuerzo importante de bajada de impuestos a lo largo del pasado verano, cuando estaban los precios en torno a 100 € el megavatio hora. Bajaron drásticamente el IVA, bajaron drásticamente los impuestos a los peajes, bajaron los tramos energéticos de una manera muy importante y la respuesta de las empresas energéticas fue seguir subiendo el precio», comentó.

En relación a la crisis por el paro en el transporte, Oliván, quien apuntó que «es absolutamente contradictorio el mensaje que une ayudas y bajada de impuestos» criticó también que «el modelo de distribución, diseñado para no almacenar nada, para que no hubiera reservas, para que los productos no pararan de circular desde su origen hasta su destino, se ha demostrado que este sistema ha fracasado. Si todo va bien, está muy bien, pero si hay un problema, como la pandemia, o una huelga de transporte, o una interrupción en el canal de Suez, de pronto empezamos a tener problemas» .

Finalmente, José Ángel Oliván concluyó que «todas esas ineficacias son las que repercuten en los precios, y son las que tenemos que resolver. En algunos casos estamos ante la mera codicia, en la búsqueda de beneficio con absoluto desprecio del sufrimiento de los demás. En otros casos estamos ante un mal funcionamiento del sistema. En ambos casos el Gobierno tiene la responsabilidad de actuar con medidas urgentes» .

Rueda de prensa conjunta de presentación de la movilización.

Manifiesto conjunto de la movilización (íntegro)

La sociedad española vive con una profunda preocupación y gran malestar la escalada desbocada de los precios que desde hace meses sufrimos en nuestro país. El pasado mes de febrero la inflación alcanzó una nueva cifra histórica situándose en el 7,6%, su nivel más alto desde 1986. La tensión de los precios de la electricidad, el gas, los carburantes y otras materias primas se está trasladando al precio del resto de bienes y servicios que ya suben de forma generalizada. Las perspectivas no son buenas. Toca actuar con celeridad.

El deterioro de las condiciones de vida de familias y personas trabajadoras y consumidoras, del tejido productivo y del conjunto de la ciudadanía, es muy palpable. Mes a mes las facturas de la luz, la calefacción, la gasolina, los alimentos, la vivienda o el transporte aumentan y detraen cada vez más y más recursos.

El conjunto de las sociedad está sufriendo esta situación, pero es la población más vulnerable, la que no llega a fin de mes o lo hace con dificultades, quienes la padecen de forma más cruel. La desigualdad y la pobreza eran problemas urgentes antes de que se iniciara esta escalada de los precios. En esta situación, estos problemas, que tienen rostro, que tienen nombres y apellidos, deben abordarse de manera inaplazable.

Al mismo tiempo, mientras el oligopolio de las empresas multinacionales energéticas saca tajada de este escenario,  y obtiene beneficios históricos, millones de consumidores y consumidoras y personas usuarias, cientos de miles de pequeñas y medianas empresas y de autónomos y autónomas, o los sectores productivos de alto consumo energético, se están viendo perjudicados por este aumento disparatado de los precios.

Todo hace prever que la injustificable guerra iniciada por Rusia con la invasión de Ucrania tendrá como consecuencia una aceleración de la inflación que pone en riesgo el acceso a bienes y servicios esenciales, la recuperación económica y la creación de empleo, intensificando los problemas de desigualdad y pobreza.

Ante este escenario, es urgente que el Gobierno de España y la Unión Europea actúen de forma contundente. Tienen la obligación de desplegar todas las iniciativas que sean necesarias para poner fin a esta escalada de los precios, para atajar comportamientos especulativos y para proteger y dar seguridad al conjunto de la ciudadanía.

Las organizaciones sociales que suscribimos este manifiesto exigimos a las autoridades públicas que:

  • Cambien el irracional sistema marginalista de fijación del precio de la electricidad, controlando alzas desmesuradas, y topen el precio máximo del MWh en la subasta, porque no puede ser que los precios del gas marquen el precio de la electricidad que se genera a través de otras tecnologías más baratas.
  • Pongan fin a los beneficios extraordinarios y abusivos de las empresas eléctricas y de hidrocarburos que venden productos a precios de futuras materias almacenadas y aprueben medidas contra la especulación de los precios de los productos básicos, porque mientras la gran mayoría sufrimos esta situación no puede ser que haya quien saca tajada de la desgracia.
  • Aceleren las inversiones para reducir la dependencia externa y fomenten el uso del transporte público, porque necesitamos ganar autonomía estratégica en el ámbito geográfico.
  • Protejan a la ciudadanía y las familias, la solidaridad es la base del modelo social europeo, que debemos cuidar y extender.
  • Apoyen a los sectores productivos que más energía consumen, porque debemos proteger nuestra industria, nuestra agricultura y ganadería, nuestra pesca, o el papel vertebrador del transporte en toda la cadena de valor de la actividad económica, y los empleos que generan, que han demostrado ser, entre otros, unos sectores absolutamente estratégicos para nuestro futuro.
  • Activen el mecanismo RED para evitar despidos porque es necesario proteger el empleo, así como llegado el caso mecanismos similares para los autónomos y autónomas.
  • Controlen los precios de los alquileres evitando que se revaloricen con el IPC, porque tener una vivienda en la que poder vivir es una necesidad, no un lujo.

LLAMAMOS A LA MOVILIZACIÓN DE LA CIUDADANÍA EL PRÓXIMO DÍA 23 DE MARZO en el conjunto del Estado, para exigir al Gobierno de España y a la Unión Europea que actúen para contener la escalada disparatada de los precios, proteger el empleo y frenar el deterioro de nuestras condiciones de vida.

 

HÁZTE SOCIO/A
en este enlace:
https://www.ucaragon.com/producto/cuota-socio/
Llámanos al 976 39 76 02 (Zaragoza y Huesca)
o al 628 824 443 (Teruel)
y despejaremos todas tus dudas