• La ola de calor comenzó ayer miércoles y se prolongará hasta el lunes día 16 de agosto

  • 112 Aragón ha lanzado una serie de consejos para evitar los riesgos derivados de las altas temperaturas

La ola de calor que asolará el territorio peninsular, y que arrancó este miércoles día 11 de agosto de 2021, se prolongará hasta el lunes. Ventilar de noche y mantenerse hidratados son parte de los consejos que 112 Aragón ha lanzado para evitar los estragos derivados de las altas temperaturas.

Durante casi una semana, la ola de calor que asola la península elevará los termómetros por encima de los 40 grados. Unas altas temperaturas de las que debemos protegernos para evitar situaciones graves como los golpes de calor.

Tal y como avisan desde 112 Aragón, indicios de exceso de calor pueden ser calambres, agotamiento, quemaduras o irritación de la piel o temperatura elevada. Si sientes alguno de estos síntomas, 112 recomienda buscar refugio en la sombra y tomar agua fresca.

En caso de síntomas graves como temperatura corporal muy elevada, dolor de cabeza, vómitos o pérdida de consciencia, se recomienda llamar al 112 en busca de asistencia.

Consejos de 112 Aragón para evitar riesgos derivados de las altas temperaturas

  • En casa, durante el día, mantén las persianas y ventanas cerradas. Ventila por la noche.
  • Usa ropa ligera y evita prendas sintéticas.
  • Protege tu cabeza y usa cremas de protección solar con FSP superior a 30.
  • No dejes a niños, ancianos o animales dentro de un coche con las ventanillas cerradas.
  • Procura que los niños no jueguen o hagan ejercicio en las horas de calor.
  • Limita tu exposición al sol lo máximo posible.
  • Bebe agua con frecuencia y evita comidas pesadas y bebidas alcohólicas.
  • Evita el ejercicio en las horas de más calor. Si te sientes cansado o mareado, interrumpe la actividad y trata de ir a un lugar fresco o con sombra.
  • Vigila estrechamente a ancianos y niños. Anímales a tomar líquidos aunque no manifiesten sed y observa si aparecen síntomas de deshidratación.
  • Si tomas algún medicamento de forma habitual, consulta con tu médico para que te recomiende la cantidad de líquido diario que puedes tomar.