• Antes de llamar a un cerrajero, comprobaremos si nuestro seguro de hogar tiene esa cobertura para que sea la aseguradora la que se haga cargo

  • La Unión de Cerrajeros de Seguridad trabaja en procedimientos de autorregulación profesional con los que ofrecer garantías a los clientes

Llaves que se olvidan en casa, cerrajas estropeadas o robos de vivienda son motivo habitual para solicitar servicio a cerrajeros profesionales. Desde la Unión de Consumidores de Aragón os explicamos diversas cuestiones a tener en cuenta antes de contratar estos servicios y así evitar que nos atiendan falsos cerrajeros.

En primer lugar, en el caso de requerir de este tipo de servicios, lo primero que debemos hacer es comprobar que nuestro seguro de hogar incluya esta cobertura. En este caso, deberemos llamar a la compañía aseguradora para que nos envíe un cerrajero.

Si nuestro seguro no incluye dicha cobertura, tenemos que llamar a un cerrajero que sea fiable y profesional.

En la mayoría de las ocasiones, si no conocemos a un cerrajero o no sabemos a cuál llamar, solemos ponernos en contacto con alguno que ha dejado publicidad en nuestro buzón, o que ha puesto pegatinas en nuestra comunidad de vecinos.

En estos casos, cuando no conocemos a quien estamos llamando para que nos abra la puerta de casa, hay tener precaución. Y es que no debemos fiarnos de toda la publicidad que recibimos en nuestros buzones, ya que se han detectado casos de intrusismo profesional.

En los casos en que únicamente se le identifica a un cerrajero por un teléfono móvil, no sabemos con qué empresa o profesional estamos contratando. Son situaciones en las que tenemos que tener cuidado.

Sobre todo teniendo en cuenta que se está detectando la existencia de falsos cerrajeros que, tras la intervención en una vivienda, acceden posteriormente a ella para robar, puesto que se han quedado con una copia de la llave.

Unión de Cerrajeros de Seguridad: la autorregulación del sector

Para evitar desagradables sorpresas, es conveniente contactar con empresarios y profesionales del sector que estén registrados en el Ministerio del Interior, que carezcan de antecedentes penales, que se acrediten con un carnet profesional y que comprueben y registren la identidad de la persona que solicita el servicio.

En el año 2009, bajo la iniciativa de las principales asociaciones del sector, se constituyó la UCES (Unión Cerrajeros de Seguridad). Su objetivo principal es desarrollar los trabajos tendentes a establecer los procedimientos para la autorregulación empresarial y profesional del sector de las Empresas de Cerrajería de Seguridad y Cerrajeros de Seguridad.

Desde los profesionales del sector de cerrajería se lleva mucho tiempo reclamando la regulación de la profesión, a fin de evitar el intrusismo de estos falsos profesionales de la cerrajería.

Código deontológico de la Unión de Cerrajeros de Seguridad

Los cerrajeros pertenecientes a UCES han suscrito un código deontológico para autorregular la profesión:

  • Para obtener el carnet de cerrajero profesional, ha tenido que acreditar que carece de antecedentes penales mediante un Certificado de Penales.
  • Cuando se le llama para prestar un servicio, ha de identificarse con su carnet y placa profesional. También ha de solicitar la identificación de la persona que reclama sus servicios.
  • Tienen la obligación de realizar un presupuesto, y de emitir la factura (con todos los datos de identificación del profesional).
  • Los cerrajeros deben de tener suscrito un seguro de responsabilidad civil por importe de 150.000 euros.
  • Deben estar adheridos a una Junta Arbitral de Consumo.