• El producto de proximidad se produce cerca de sus consumidores finales

  • El comercio de proximidad puede vender o no producto de proximidad

En ocasiones los términos «comercio de proximidad»  y «producto de proximidad» se confunden. Aunque ambos tienen consecuencias positivas para el medio ambiente, se trata de conceptos diferentes.

El comercio de proximidad se encuentra en nuestro barrio, en el entorno cercano a nuestro domicilio, nos permite ir a la compra andando, sin tener que desplazarnos en coche.

Si tenemos que desplazarnos unos kilómetros para hacer la compra en el supermercado, invertimos nuestro tiempo y además dependemos del vehículo, del coste del combustible, y contaminamos el medio ambiente.

Los productos de proximidad, conocidos como “Km 0”,  son aquellos que se producen en un radio de distancia entre productor y consumidor relativamente cercano. Por ello, tienen una serie de beneficios:

  • Hay menos intermediarios y bajan los costes de transporte.
  • Se reducen las partículas contaminantes en el transporte, ya que son productos cultivados o elaborados cerca de nuestro entorno.
  • Son productos más sanos y sabrosos que no han sido conservados en cámaras durante largo tiempo.
  • Ofrecen un mayor aporte nutricional.
  • Fomenta la economía y empleo local permitiendo la continuidad de oficios tradicionales.
  • Se emplean menos embalajes para su conservación por lo que no se generan residuos innecesarios.

¿El comercio próximo vende producto Km 0?

Hay comercios de proximidad, que tienen productos de proximidad, y otros que no venden este tipo de producto.

Si nuestro comercio no tiene este tipo de productos, desde la Unión de Consumidores de Aragón os animamos a alentarle a que venda este tipo de productos locales y cercanos.

Si compramos en tiendas de nuestro barrio (la mayoría son pequeños comercios) nos podrán asesorar en la compra del producto más idóneo a nuestras necesidades, y podemos efectuar la compra a granel en lugar de comprar los productos envasados, reduciendo el desperdicio alimentario.

La compra de productos envasados supone que a veces nos vemos obligados a comprar más cantidad de la que necesitamos, y además se generan gran cantidad de residuos que contaminan el medio ambiente.

El comercio de proximidad da vida al barrio, invita a pasear, crea buen ambiente en sus calles, fomenta las relaciones sociales entre sus vecinos, lo hace más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Es el gran promotor de los productos y servicios locales.

El comercio de proximidad que vende productos locales es un comercio socialmente responsable.

Infografía: Elaboración propia